Los cambios en las rutinas en las personas mayores pueden suponer desorientación, por ello saber actuar de la forma adecuada ante estos cambios es fundamental

¿Pero sabemos detectar esta desorientación?¿Qué aspectos hay que tener en cuenta?

Te damos algunas claves a continuación

  • Si está tomando ansiolíticos o somníferos, éstos pueden afectar la confusión.
  • Supervisar que  los audífonos y gafas estén en en buen estado.
  • Tiene momentos de angustia y ansiedad.
  • Muestra dificultad en la capacidad de centrar, mantener o dirigir la atención sobre una conversación o actividad. 
  • Las conversaciones causan confusiones o se malinterpretan.

Aunque la desorientación de nuestros mayores pueda entenderse como motivo de urgencia médica, no debemos desplazarnos a los centros médicos u hospitales. Lo correcto en estos momentos es ponernos en contacto con el personal médico que será quién decida cómo se ha de actuar. 

¿Qué podemos hacer nosotros para minimizar la desorientación? 

Siempre que sea posible, explicar que es el COVID19 con la mayor rigurosidad posible. La necesidad de lavarse las manos con frecuencia y las medidas que han de adoptarse para evitar contagios. 

Es recomendable tener calendarios y relojes a la vista. Hable sobre la hora en términos de organización del día: “es hora de levantarse”, “es hora de comer”, etc. Saber en qué día y hora nos encontramos será fundamental para poder evitar esa desorientación.

Utilice las nuevas tecnologías para mantener en contacto con sus familiares y/o amigos, las videollamadas de WhatsApp pueden ser una buena herramienta para hacer pasar el tiempo entretenidos y acompañados. 

Una alimentación saludable variada y organizada. Que ésta además esté apoyada por ejercicio físico, siempre que sea posible y con supervisión para evitar lesiones. 

Evitar los cambios en el domicilio, desde el mobiliario hasta los horarios y rutinas. Su entorno debe ser sencillo, ordenado y estable.

Es muy importante, transmitirle confianza y tranquilidad, tener paciencia y mostrarles nuestro apoyo. Escucharles activamente y comprender sus inquietudes para poder mostrarles nuestra ayuda y que ésta sea bien recibida. 

Aquí os dejamos esta infografía donde os resumimos todos los consejos: